Día de las Escritoras

Mañana es el Día de las Escritoras, una conmemoración que apenas cumple un lustro pero que ha inspirado iniciativas más allá de los actos organizados por la Biblioteca Nacional. Desde #LeoAutorasOct nos lanzan un reto del que nos habla librópatas y Clásicas y Modernas organizan un concurso de arte postal. Dadas las circunstancias, los encuentros literarios tendrán que ser online, como el organizado en los Espacios de Igualdad de Madrid.

El objetivo es dar visibilidad a las escritoras, animar a descubrir autoras y reconocer el trabajo de las mujeres en la literatura. Cuando nos paseamos entre las mesas de novedades de las librerías nos puede asaltar la duda de si eso es todavía necesario. Numerosos libros escritos por mujeres llevan el sello de Bestseller y los premios literarios, como el reciente Premio Planeta, parecen indicar que la invisibilidad de las escritoras es cosa del pasado. Basta, sin embargo, repasar las listas de “los mejores libros” que suplementos culturales nos ofrecen regularmente para encontrar una aplastante mayoría de autores. Las autoras venden cada vez más pero, según los expertos, sus obras serían de menor valía. Ellas escriben divertimento, ellos literatura. En mi post sobre la igualdad en la literatura hablo de esto y de otras muchas maneras de ningunear la escritura de las mujeres.

Leyendo autoras en octubre

Este mes de octubre he decidido por lo tanto descubrir dos autoras contemporáneas. María Oruña con su “Puerto Escondido” y, sobre todo, Susana Rodríguez Lezaun con sus “Sin retorno”, “Deudas del frío” y “Te veré esta noche”, me están acompañando estos días cada vez más cortos. No puedo sino recomendarlas. Son lecturas que atrapan. Te envuelven en una trama bien narrada, con personajes cercanos y manteniendo el suspense hasta el final. En especial, Susana Rodríguez Lezaun se crece en “Deudas del frío” con la segunda parte de un relato donde dos grandes personajes (Irene Ochoa y el inspector David Vázquez) se disputan el protagonismo.

Creo, sin embargo, que el afán de descubrir y leer autoras no debería limitarse al mes de octubre. He elaborado pues un corto listado de lecturas que os recomiendo para los próximos meses. Me he centrado en un determinado tipo de novelas, thriller y novela negra, que según el Informe Mujeres Que Leen en España son los géneros favoritos.

Leyendo autoras más allá de octubre

Aunque las novelas de este listado se puedan catalogar como novelas policíacas o de detectives, tienen un estilo tan diferente que seguro encontraréis lecturas para todos los gustos.

Empiezo por Ana Lena Rivera, pero reconozco ser incapaz de decidirme entre los dos libros que he leído de ella. Os recomiendo pues “Lo que callan los muertos” y “Un asesino en tu sombra”. Me han gustado de ellos la fluidez del relato, la originalidad de los casos y la interacción entre personajes, en ocasiones, entrañables. De hecho, la protagonista, Gracia San Sebastián, es una investigadora común y corriente, sin los “superpoderes” que a menudo los autores de este género atribuyen a sus personajes estrella y que los convierten en actores irreales y hasta ridículos.

La protagonista de “Progenie” es un poco más peculiar y el caso más rebuscado, pero lo interesante del libro de Susana Martín Gijón es que va mucho más allá del misterio que pretende relatar. Con una inteligente mezcla de crítica social y humor es un libro que hace reflexionar.

En “La detective miope” de Rosa Ribas, el protagonista es el humor. Un humor mordaz a la vez que disparatado. Más que una novela de detectives es una novela sobre detectives, pues la resolución del asesinato no parece ser el objetivo principal de la historia.

En el extremo opuesto se encuentra “Huye rápido, vete lejos” de Fred Vargas. No presenta personajes con los que sea fácil empatizar y el humor brilla por su ausencia. Sin embargo, es un libro que combina una trama interesante con una prosa rica y bien cuidada. No en vano, como nos explica Ana Ballabriga en su vídeo «Fred Vargas, la reina del polar«, la autora revisa sus manuscritos hasta sesenta veces.

Termino con la novela “Yo maté a Rebecca Blackwood” de Ana María Trigo, con la que me sentí literalmente transportada. Me dio la impresión de estar dentro de una película de Hitchcock. La puesta en escena, los personajes y, sobre todo, un misterio que dura hasta el final la hacen digna de rematar esta pequeña lista de recomendaciones.

·

Espero que os haya animado a leer más autoras. No dudéis en compartir aquí abajo vuestras impresiones sobre estas escritoras y sus libros.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up